5 Tips para lidiar con la vida laboral cuando estás en tus días

Las mujeres profesionistas tienen más retos en el ámbito laboral que un hombre. Por un lado está la brecha salarial, la discriminación y el acoso sexual. Por otro lado, están los retos que nos impone nuestro propio cuerpo, como tener que ir a trabajar cuando estás menstruando.

 

Estar menstruando no es una linda caminata por la playa al atardecer, es incomodo.

 

Tú lo has sentido en la oficina; cuando estás sentada, te levantas y sientes el flujo –digno de una cascada amazónica–caer sobre la toalla sanitaria, pensando en si manchaste la silla como si alguien hubiera masacrado a tu útero.

 

Como si esto fuera poco, las mujeres también tenemos que lidiar con el malestar general que puede ocasionarnos la menstruación: la fatiga, los cólicos, hinchazón, sensibilidad emocional y demás síntomas asociados a la llegada de la menstruación.

 

Afortunadamente, ya no tienes que seguir sufriendo esos días sangrientos en la oficina. Estos tips serán de mucha ayuda para hacer de los días rojos algo que pase desapercibido.

 

1 - Jengibre y Paracetamol

 

Durante esos días podrás encontrar alivio en la medicina alternativa y alópata. El té de jengibre es un antiinflamatorio natural, por lo que ayudará a aliviar los cólicos y la inflamación de la parte baja del abdomen.

 

Por otro lado, si el dolor es sumamente fuerte y sientes malestar general, el Paracetamol te ayudará a reducir los síntomas asociados a la menstruación. Consulta a un médico antes de tomar cualquier medicina.

 

2 - Evita los colores claros de la cintura para abajo

 

Podrá parecer injusto, tener que sacrificar ciertas fashion trends porque somos mujeres y podrás tener un accidente que deje en rojo tu pantalón. Aunque en realidad menstruar no tiene absolutamente nada de malo, aun así preferirás evitar manchar tus jeans blancos favoritos.

 

Por ello, ten outfits seleccionados para cuando estés en tus días. Escoge colores oscuros o colores que puedan mezclarse en caso de un accidente, tales como el azul marino, negro, rojo y púrpura. Puedes dejar los outfits claros para el resto del mes.

 

3 - Ten opciones de productos menstruales en tu oficina

 

Si vas a tener un día ajetreado en la oficina, lo mejor es que tengas opciones que faciliten tu movimiento sin tener que preocuparte por manchas indeseadas. Las toallas sanitarias no son la mejor opción cuando te tienes que sentar y levantar múltiples veces al día, ya que la toalla se puede mover y la sangre subir por las pompis, creando la famosa mancha que todas las mujeres hemos lucido en algún punto de nuestras vidas.

 

Por ello es mejor que optes por calzones menstruales, estos te brindarán la comodidad y seguridad que necesitas para estar al 100. Son igual de cómodos que tus calzones habituales, pero ofreciéndote la seguridad y protección para evitar una escena de crimen.

 

4 - Escoge comodidad sobre moda

 

A lo mejor querías ponerte ese vestido gris claro para la presentación corporativa que vas a dar. Pero lo más importante cuando estás en tus días en sentirte cómoda. La comodidad te dará la seguridad para hacer tu trabajo a la perfección.

 

Tú eres única. Por lo que sólo tú puedes saber que es cómodo para ti cuando estás menstruando. Si te sientes a gusto con ropa pegadita, úsala. Si te sientes más cómoda con ropa holgada, úsala.

 

Lo importante es que escojas ¡comodidad!

 

5 - Toma mucha agua

 

A lo mejor te sientes hinchada con la llegada de tu menstruación, y lo último que querrás hacer es tomar agua. Pero… Tienes que hacerlo.

 

El agua ayudará a reducir los cólicos y reducirá la inflamación. A parte que te mantiene hidratada para que tu organismo no resienta el inicio de tu ciclo menstrual.